Construcción de la Paz y Reconciliación Nacional

Hortencia Hernández

Los Foros para la Pacificación y la Reconciliación Nacional que iniciaron en Ciudad Juárez fueron pensados con el propósito de escuchar a las víctimas y generar una política pública para alcanzar la paz y la reconciliación nacional.

El noveno foro Escucha, se realizó en Saltillo en un ambiente tranquilo, se registraron más de 200 participantes, además de los que omitieron registrarse, se calcula que la participación llegó a cerca de 400 asistentes y 31 periodistas. Se percibió una eficiente organización del foro y fueron las organizaciones civiles regionales las que se hicieron cargo junto con algunos militantes activos de MorenaSobresalió la presencia de las organizaciones de los familiares de desaparecidos, ya que en Saltillo nació la organización de familiares de desaparecidos hace más de nueve años, con la asesoría del CDDH Fray Juan de Lario. Cabe mencionar que esta red de confianza favoreció el desarrollo del Foro Escucha.

Entre los delitos graves que más se señalaron en las mesas de trabajo estaban:  desaparición forzada, secuestro, extorsión, tortura; así como la omisión, negligencia y complicidad de las autoridades federales, estatales y locales. El clamor general fue: ¿Dónde estaban los funcionarios, las autoridades, la sociedad civil y los académicos cuando vinieron a matarnos?

El Obispo Raúl Vera ubicó su discurso en el marco estructural del modelo neoliberal, calificándolo de criminal y causante del desastre ecológico y económico      que persiste en el país. Culpó a los ricos de su hambre de acumulación a costa del pueblo trabajador y de la naturaleza.  Acusó a las autoridades estatales de colusión con los carteles del crimen organizado.

Por su parte, los familiares de las víctimas denunciaron  la desaparición forzada, el secuestro, la extorsión, el homicidio, el despojo, la tortura; así como la omisión, negligencia y complicidad de las autoridades. Señalaron que no hay información sobre las víctimas, la nula profesionalización en la sistematización de los expedientes, la falta de protocolos para el registro de la información y la desinformación sobre desaparecidos. Mencionaron que el sistema de personas desaparecidas es obsoleto, no  existen datos de calidad. Esto se debe en gran medida para ellos a que no se sabía el motivo del registro ni porque se daba de baja una persona de dicho sistema.  Así mismo, señalaron que es común la práctica de negar y obstaculizar el acceso a la información pública sobre los desaparecidos.

Por su parte, Alfonso Durazo, futuro Secretario de Seguridad Pública, señaló que no puede haber perdón ni olvido sin justicia.  Mencionó que la narrativa pública es que “quieren sacar a los delincuentes de la cárcel”, cuando el cartel de cuello blanco está en libertad.  En este sentido, señaló que quienes están encarcelados son los pequeños vendedores y consumidores, campesinos cultivadores de mariguana y amapola.  También señaló que existen 460 mil niños que trabajan como halcones en el país. Finalmente, trató el tema de la corrupción–impunidad-inseguridad- crimen organizado que ha penetrado la policía, la política, los funcionarios, la marina y el ejército. En este punto habló de apoyarse en la implementación de mecanismos internacionales extraordinarios, de atacar las causas que generan la inseguridad como la pobreza que se concentra en el 99 % de la población.

Los problemas planteados en las mesas de trabajo reflejaron los efectos de la reestructuración económica neoliberal, el deterioro del Estado Democrático y el quebranto del Estado de Derecho. En lo relacionado a los problemas generados por las políticas de reestructuración económica, se mencionaros los siguientes aspectos:

  1. a) Estancamiento económico;
  2. b) Falta de empleos formales;
  3. c) Grave deterioro de los salarios;
  4. d) Concentración de la riqueza y la exclusión social;

e)Migración hacia los Estados Unidos en búsqueda de mejores     expectativas de vida

  1. d) Desmantelamiento del Estado Social.

En lo relacionado a los problemas de la Falsa Democracia (Estado pseudo democrático), se mencionó que en el sistema impera un clientelismo, un caciquismo, que controla el Congreso y los medios de comunicación y que tiene poder económico. Se señaló que estos grupos apoyan a ricos y a inversionistas extranjeros (Aguas de Barcelona, fracking, parques eólicos) y que hacen un uso patrimonialista de la fuerza pública.  Sin embargo, se reconoció que están vigentes algunas libertades políticas, hay elecciones y hasta el uso de la urna electrónica. Se concluyó en este tema que ,dado el engranaje de poder real, en definitiva, no es la población en su conjunto la que decide, sino una élite.

Finalmente, en las mesas se detectó un claro sistema de corrupción e impunidad. Se mencionó que la corrupción  ha permitido el surgimiento de la criminalización de un segmento de la economía.  Se mencionó también que el nuevo paradigma de desarrollo de las mafias criminales incluye la industrialización del narcotráfico y un mercado diversificado de tráfico de armas, tráfico de personas, trata de personas, secuestro, prostitución internacional, tráfico de energéticos etc.; mercado que requiere de la coacción y una violencia extraordinaria con redes de asesinos que aterrorizan al pueblo como sucedió en los municipios de Piedras Negras y Allende. Estas redes criminales necesitan de autoridades locales, aduanas, jueces, políticos, banqueros, ingenieros, periodistas, transportistas, hombres de negocios. Esta corrupción permite la descomposición de la democracia.  Las redes también dan protección a las plazas de comercio y rutas de trasiego, (situación que vivieron los habitantes de la ciudad de Torreón, Coahuila).  La conclusión fue que, para funcionar, estas redes necesitan de la corrupción, la cual ha incluido todo el entorno institucional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *